Inicio » Noticias » Que los cambios de estación no afecten tu salud
Que los cambios de estación no afecten tu salud

Que los cambios de estación no afecten tu salud

A pesar de que ya empezó el otoño, los pronósticos han anunciado que este marzo será el más caluroso que se haya registrado. Así, aunque en las mañanas ya se siente el frío, durante las tardes el calor nos recuerda que aún no hemos dejado atrás el verano. El broncopulmonar y Coordinador Médico de Help, Dr. Fernando Martínez, explica cómo estos cambios climáticos aumentan el riesgo de contraer ciertas enfermedades respiratorias y entrega recomendaciones para evitarlas.

El otoño es una estación de cambios bruscos de temperatura a lo largo del día, donde hace frío en las mañanas y noches, mientras que en las tardes se agotan los últimos rastros del verano. Por lo mismo, aumenta la aparición de cuadros infecciosos respiratorios, que por muy simples que parezcan al principio, pueden complicarse inesperadamente.

Así, ver a personas con malestares físicos e indicios de resfriados se torna cada vez más frecuente, “debido a que con la disminución de la temperatura ambiente, incrementan las infecciones virales respiratorias, las que tienen su máxima expresión en los meses más fríos ?entre junio y agosto?”, sostiene el broncopulmonar y Coordinador Médico de Help, Dr. Fernando Martínez.

Síntomas y contagio

La mucosidad, congestión nasal, tos, decaimiento y el dolor de cabeza, garganta y muscular, son claras señales de que hay agentes infecciosos en el organismo. El especialista explica que un resfrío se propaga a través de bacterias diminutas que se liberan cuando una persona estornuda, tose o se suena la nariz. Asimismo, indica que las personas son más contagiosas durante los primeros tres días de la manifestación del resfriado, y que una infección de este tipo no debiera durar más de una semana.

“Es necesario que las personas acudan a un médico si después de las primeras señales de la enfermedad, los síntomas duran más de ese período o empeoran en lugar de mejorar. Esto puede ser una manifestación de una infección secundaria”, sostiene el broncopulmonar.

Dependiendo del virus que desató el resfriado, y del organismo de la persona que se enferma, éste puede desencadenar otras enfermedades, tales como sinusitis, otitis, e incluso pulmonía y bronquitis, entre otras.

Precauciones

Cuando alguien sufre un resfrío común o siente los indicios de enfermarse, es recomendable guardar reposo y no permanecer en lugares comunes, como los del trabajo y colegio, pues en estos espacios existen mayores posibilidades de contagio a través de las gotitas de saliva o de los objetos contaminados con las secreciones.

Por otro lado, es necesario suspender la actividad física durante el periodo de mayor malestar del cuadro, tomando en cuenta que la incubación es de uno a tres días y su duración oscila, en términos generales, entre los cinco y siete días.

Asimismo, la alimentación es otro factor a tener en cuenta para paliar las gripes y resfriados. En este sentido, llevar una dieta equilibrada, rica en vitamina A, B, C y E, y minerales como el zinc, son esenciales. Estos, en conjunto con los antioxidantes, ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y nuestras defensas.

Prevención

Para saber cómo combatir los síntomas asociados al malestar general y superar el contagio en esta época del año, el especialista de Help entrega algunos consejos:

  • Chequear con un médico que los síntomas sean de un cuadro de resfrío y no algo más grave.
  • Evitar salir de espacios muy calefaccionados a ambientes fríos; no exponerse a cambios bruscos de temperatura.
  • No quedarse con ropa o pelo húmedo.
  • Tener buenos hábitos de higiene. “Lavarse las manos con frecuencia, con agua y jabón, durante al menos quince segundos y prestando especial atención a la zona entre los dedos y debajo de las uñas. Durante y después del contacto con una persona que tiene un resfriado, la frecuencia del lavado deberá ser mayor”, aconseja el Dr. Martínez.
  • Mantener ventiladas las habitaciones y cuidar una temperatura estable en los lugares donde se encuentre.
  • Tomar abundante agua, jugos de naranja, pomelo o limón, para mantener el cuerpo bien hidratado.

    Fuente: HELP

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>